domingo, 26 de agosto de 2018

Cine infantil: Tres películas de espías imberbes

¿Hacer descubrir una "buena y vieja película" a los más pequeños? No siempre es fácil ... Como en otras ocasiones, hemos seleccionado tres obras accesibles para niños y jóvenes de entre 8 y 12 años,  de la historia del cine, perteneciente a cualquier género y estilo. Esta vez el programa viene: lleno de niños entrenados en el espionaje.
Este verano, los agentes secretos han vuelto a la palestra. Como ejemplos los estrenos de la sexta entrega de Misión Imposible: Fallout (Mission: Impossible - Fallout, estrenada el 27 de julio), con una muy buena respuesta por parte del público,  y El espía que me plantó (The Spy Who Dumped Me, estrenada el 17 de agosto). ¿Pero qué pasa con la versión junior de espionaje? Tardíamente en la historia del cine, el género estaba de moda a principios de la década de 2000, a raíz de Spy Kids (2001), de Robert Rodríguez. A continuación, para que los más pequeños puedan identificar fácilmente tres películas de 007 en miniaturas, desde la niñez hasta la adolescencia. Dónde convertirse en espía es convertirse en adulto.

1. Spy Kids (2001), de Robert Rodriguez

Para salvar a sus padres (espías), dos hermanos de apenas diez años de edad deberán aprender aa espiar a su vez. En esta comedia familiar cómica, Robert Rodriguez combina artilugios a lo 007, la invención visual y las influencias literarias (Julio Verne, Lewis Carroll). Homenajea la inventiva y la creatividad de los niños frente a la obsesión por la estandarización de los adultos -los chicos luchan contra clones-. El éxito de la película generará tres secuela, de un nivel equivalente, hasta 2011: Spy Kids 2: La isla de los sueños perdidos (Spy Kids 2: The Island of Lost Dreams, 2002), Spy Kids 3D: Game Over (2003) y Spy Kids 4: Todo el tiempo del mundo (Spy Kids 4: All the Time in the World, 2011), todas dirigidas por Robert Rodriguez.

2. Superagente Cody Banks (Agent Cody Banks, 2003), de Harald Zwart

Esta película de espías, protagonizada pot Frankie Muniz (Cody Banks) e Hilary Duff (Natalie Connors), dos estrellas adolescentes de la década de 2000, se ha convertido en una curiosidad. Es la historia de un joven agente secreto, entrenado por la CIA, durante las vacaciones escolares, que posee las habilidades de James Bond - persecuciones en coche o motos de nieve-, pero se siente un completo imbécil delante de las chicas. El argumento combina los cuentos para niños -un malvado doctor que quiere destruir el mundo con la ayuda de unos nanorobots inventados por él- y las primeras emociones adolescentes -el héroe debe hacerse amigo (seducir) a la hija del científico. Una buena transición de una edad a otra. Tiene su correspondiente secuela, Superagente Cody Banks 2: Destino Londres (Agent Cody Banks 2: Destination London, 2004).

3. Barely Lethal (2015), de Kyle Newman

Atención, esta comedia de acción está recomendada a los adolescentes de 12 años antes que a los niños de 8. La película narra como Megan tiene 16 años y es una espía internacional que, como anhela llevar una vida "normal", finge su muerte y se inscribe como estudiante de secundaria en un instituto suburbano. Ahí tendrá que aprender a vivir su tan deseada vida normal, pero cuando su jefe en la agencia de espionaje se entere de lo que ha hecho, tendrá que escapar de él mientras intenta seguir viviendo igual que antes. Buena idea de esta mujer Kingsman (sin violencia gratuita o humor de mala calidad): hacer de la adolescencia "normal" un camino de lucha - rivalidad entre chicas - que requiere habilidades especiales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario