domingo, 22 de julio de 2018

Cine infantil: Tres películas de piratas para realizar un abordaje con los más pequeños

¡Sables en mano, marinero! Porque no sólo existen Piratas en el Cáribe, aquí tenemos tres películas trata el mito de forma diferente. Ocasionalmente, seleccionamos tres obras para que puedan ser disfrutadas en familia y accesibles a los niños y adolescentes de la historia del cine y pertenecientes a cualquier género o estilo. 
Un palo como espada, un pañuelo sobre un ojo, todos nos subimos al sofá de la sala de estar, que se convierte en un galeón de los Mares del Sur, evitando quedar atrapados en el tapiz oriental del Mar de los Sargazos. En un momento que algunos van a la caza del tesoro a las playas, vuelven en tres películas de piratas libres, que gustarán tanto a las niñas como a los niños. 

1.- La isla del tesoro (Robert Louis Stevenson's Treasure Island, 1950) de Byron Haskin

Maurice Tourneur, Victor Fleming, Raoul Ruiz: son alguno de los que han sido atraídos con fuerza por la genial novela de Stevenson –un clásico que hay que leer (y hacer leer) a los niños-. Tenemos una debilidad con la adaptación de Byron Haskin, producida por Disney. Un prototipo divertido: primera película de Disney rodada con tomas y personajes reales, sin secuencias animadas. Una película americana, pero rodada en Inglaterra con actores británicos, con la única excepción de Bobby Driscoll, que interpreta al niño, Jim, y será la primera estrella infantil de los estudios de Burbank. Esta película de aventuras en Technicolor está llena de encanto y poesía. El modelo de Disney no ha sido aún superado. La isla del tesoro no se caracteriza por sus buenos sentimientos y edulcoración. Algunas escenas, un poco violentas o crueles, ¿podrían pasar del estadio de guion? En resumen, una buena película familiar, con toque de los años 1950 y británico muy apreciable. 

2.- La mujer pirata (Anne of the Indies, 1951), de Jacques Tourneur

Para los que critican a las películas de piratas de estar destinadas al consumo de los varones (niños y adultos), es preciso mostrar esta feroz filibustera de nombre Anne Providence. En un poco más de una hora y un montón de elipses, navegamos alrededor de una deliciosa Jamaica de papel-cartón, conoceremos a Barbanegra, participaremos en la búsqueda de un tesoro, pelearemos a cañonazos y con sables curvos... Cuando descubrimos esta perla en Technicolor
nos llamará la atención la interpretación, algo extravagante, Jean Peters, quien no puede reprimir sus sentimientos por el bello La Rochelle (Louis Jourdan). El amor, siempre, incluso en lo más alto del trinquete.

3.- ¡Piratas! (The Pirates! Band of Misfits, 2012),  de Peter Lord et Jeff Newitt

Estrenada sin pena ni gloria, esta producción de los estudios Aardman -creadores de Wallace & Gromit. La maldición de las verduras (Wallace & Gromit: The Curse of the Were-Rabbit, 2005)-, es una divertida película que ridiculiza el heroísmo ontológico de las películas de piratas. Incapaces de abordar correctamente un bote, los marinos de agua dulce de plastilina, animados por  el empleo de efectos digitales, están más cerca de los Monty Python que de Long John Silver. ¡Y su enemigo jurado tiene sangre azul ya que es, nada más y nada menos, que la Reina Victoria!

No hay comentarios:

Publicar un comentario